jueves, 17 de noviembre de 2016

VADER - The Empire (2016) - Crítica


Vader - The Empire
Polonia
Editado el 4 de Noviembre de 2016
Nuclear Blast
Estilo: Death Metal

     

Uno de los exponentes más absolutos del Death Metal polaco vuelve para instaurar un nuevo imperio que haga temblar los cimientos de la música. VADER siempre han sido un referente para todo tipo de
músicos que han querido llevar el Death hacia terrenos de calidad y técnica encomiables. Con una más que dilatada carrera musical han sabido navegar en el underground para escalar peldaños en el complejo mundo de la música y ser considerados un ejemplo de creatividad como nunca antes un grupo polaco pudo conseguir.

Con su líder Peter como único miembro de la formación original desde que sacaran su primer trabajo en 1992, fueron sacando disco tras disco ofreciendo un Death potente evolucionando a un sonido muy personalizado que aún mantienen en vigor. Este año 2016 nos sorprenden con una segunda entrega de estudio ya que hace apenas tres meses nos mostraron un adelanto en formato EP llamado "Iron Times" que vino con cuatro temas, dos de ellos eran nuevos y forman parte del álbum que hoy tenemos aquí, "The Empire".

Si ya nos dejaron un magnífico álbum el pasado 2014 con su "Tibi Et Igni" lleno de un Death denso y aplastante, en este álbum el sonido genera una sensación de ser un poco más limpio, más cristalino y hasta me atrevería decir que más equilibrado. Si nos centramos en las dos cortes nuevos que ya presentaran en el EP se podría decir que la calidad musical ha subido varios escalafones por su frescura y divergencias entre ambos manteniendo el marchamo de Vader en todo momento. La duda que teníamos todos era comprobar in situ el resto del material y el resultado no puede ser más satisfactorio, diría que hasta magistral.

Las canciones poseen una rabia como hacía tiempo no percibía en los polacos con composiciones mucho más vívidas y hasta me atrevería a decir que es uno de los trabajos que alberga un sentimiento de lo más oscuro que Vader hayan grabado nunca. La fuerza que desprende cada corte es fabulosa sin perderse en devaneos baldíos y demostrando que el Metal Extremo no está exento de técnica como muchos se atreven aventurar.

Comenzamos este viaje hacia la guerra total con AGENTS OF STEEL y ¡de qué modo!. El ritmo atronador de la batería machacando el doble bombo para desembocar en una feroz estrofa llena de odio. Las guitarras realizan escuetos solos de guitarra con bastante distorsión antes de la llegada de un grandilocuente cambio de cadencia que ofrece una variedad musical muy positiva, evitando así la monotonía. No hay tiempo para descansar porque TEMPEST es otro huracán Death Metal en el sentido estricto de la palabra casi hasta más rápida y brutal que la anterior. La tonalidad vocal de Peter se maneja de maravilla con ese toque personal en su voz gutural y una vez más los cambios de ritmo son increíbles sumando una versatilidad como pocos grupos saben hacer. La batería de James Stewart se muestra implacable acelerando y decelerando su marcha en cuestión de segundos. Brutal y técnica a partes iguales, temazo del álbum.

Con la misma potencia pero menos velocidad entramos de lleno en la segunda novedad titulada PRAYER TO THE GOD OF WAR que revierte en una línea musical muy clásica en los polacos con esos ritmos pesados sin perder un ápice de fuerza y técnica. Los cambios de ritmo parecen pasar desapercibidos pero imponen un criterio que elimina lo lineal por completo. Una vez más el solo de guitarra es espectacular y muy agresivo que deja a la batería con el sonido de bombo taladrándote el cerebro. Algo más densa es IRON REIGN con el doble bombo de la batería funcionando a máximo rendimiento. Su ritmo Heavy Thrash es sensacional con una marcha menos acelerada pero manteniendo en todo momento una pesadez que embauca. El contenido más melódico aparece con sendos solos de guitarra y marcando desemejanzas con otras canciones.

La "tranquilidad" no podía durar mucho y de desmenuzarla se encarga NO GRAVITY con otra marcha trepidante e imparable por doquier y esa aceleración Death Metal que es un lujo para los oídos. Tralla que se volverá más lacerante tras un cambio de ritmo con la batería a la velocidad de la luz. Poderosa, sin conmiseración alguna en un claro ejemplo de lo que represante Vader a día de hoy. Seguimos la caña imparable con la atronadora GENOCIDIUS que tras un grito de su vocalista nos mete de lleno en una estrofa en la que no podremos respirar. Fulgurante el solo de guitarra lleno de más distorsión que en anteriores entregas y la verdad es que el tema posee cambios de ritmo sorprendentes. Como por ensalmo se ralentiza para ofrecer unos riffs de guitarra más profundos. Otra de las composiciones más destacadas del disco.

Hermanos y hermanas... escuchad la presentación de THE ARMY-GEDDON que con una especia de discurso inicial de Peter dará paso a un doble bombo que se asemeja más a una ametralladora. De ahí pasamos a un exordio cañero que tendrá durante las estrofas dos partes divergentes, una de ritmo más machacón y la segunda de mayor celeridad. Otra pieza muy variada que sirve de refresco para la marcha del redondo; sobresaliente. Incólume la potente y bestial FEEL MY PAIN que redunda en continuos cambios de ritmo aunque con mayor presencia de la velocidad. Aquí las guitarras poseen un mayor protagonismo con excelentes riffs muy marcados. A pesar de su brutalidad me recuerda al sonido de bandas norteamericanas más contemporáneas en determinados fragmentos.

Vaya inicio el de PARABELLUM con la batería a todo trapo y el sonido de guitarras perfectamente definido junto al bajo. El primer tramo de la estrofa es muy veloz con la voz de Peter desgarrándose en su línea habitual. Luego estalla la guerra con aumento del ritmo atronador que precede a un magnífico solo de guitarra bastante aguerrido con algo más de distorsión mientras la canción continúa a toda velocidad imparable como una locomotora sin control; trallazo absoluto. El campo de batalla se repliega en el último corte del compacto SEND ME BACK TO HELL que funciona en una onda más aletargada con ritmos lentos, pesados pero firmes. Una vez más destaca sobremanera el solo de guitarra e inclusive éstas durante las estrofas, establecen unas melodías umbrías que generan una sensación divergente del resto. Una canción más lenta e inquietante que ensalza la variedad y calidad que los polacos ofrecen en cada trabajo.

No sólo han validado su reputación, han aumentado su caché y mejorado ostensiblemente su creatividad. VADER se erige como estandarte del Death Metal que entrevera el clasicismo de este genero musical con características contemporáneas sin salirse ni un ápice de su idiosincrasía más personalizada.

"The Empire" será una de las grandes obras recordadas en años venideros y supera en muchos puntos a discos anteriores como puedan ser "Welcome to the Morbid Reich" o "Necropolis". Qué duda cabe que entre su extensa discografía hay joyas difíciles de olvidar pero con este redondo se han superado a sí mismos sin arriesgar o entrar en terrenos que no les corresponden. La formación funciona como un tanque dispuesto para la guerra e imponer un nuevo imperio musical que todo seguidor del Death no debería desdeñar.



Listado de Temas:
  1. Angels of Steel
  2. Tempest
  3. Prayer to the God of War
  4. Iron Reign
  5. No Gravity
  6. Genocidius
  7. The Army-Geddon
  8. Feel My Pain
  9. Parabellum
  10. Send Me Back to Hell
  11.  
Formación:
Peter: Vocalista y Guitarra - Spider: Guitarra - Hal: Bajo - James Stewart: Batería.

Web Oficial:
VADER


VADER - Parabellum






No hay comentarios: